fbpx

Tú eres tu empresa

Tú eres tu empresa significa que cualquier persona, sea trabajador, emprendedor o empresario es una empresa en si mismo.

¿Qué significa ser tu empresa?

Que la vida funciona así y cuanto antes lo veas mejor. ¿Qué hacen las empresas? Cambiar servicios o productos por dinero, ¿no?

Pues te voy a explicar porque creo que trabajes por cuenta ajena o por cuenta propia, tu funcionas igual que cualquier empresa.

Tú eres tu empresa aunque trabajes por cuenta ajena.

Si trabajas por cuenta ajena, estás intercambiando tus conocimientos y sobretodo tu tiempo por dinero de la empresa que te contrata. En este caso eres una empresa, pero solo tienes un cliente ya que este supone el 100% de tus ingresos.

Además, para contratarte hiciste algo similar a un proceso de venta, donde el producto a vender eras tú mismo y si conseguiste cerrar el negocio o la venta, significa que fuiste contratado.

Tú eres tu empresa siendo empresario.

En el caso de ser un emprendedor o un empresario, tú eres tu propia empresa, obviamente, porque intercambias cualquier producto o servicio que ofrezcas por dinero y aquí lo normal es que hayas dado un paso más y tengas varios clientes, por lo que el riesgo ya empieza reducirse.

La diferencia clave aquí radica en lo relativo al uso de tu tiempo. En el primer caso, lo más normal es que tengas un horario y que tengas que dedicar obligatoriamente unas horas a la empresa que te contrata y es complicado cambiar eso.

En este segundo caso tienes varias opciones. Por un lado, puedes intercambiar tiempo por dinero, prestando servicio de forma personal (como un abogado, un médico, un consultor, un fontanero…) y por otro lado puedes crear formas de generar ingresos sin que esto suponga dedicarle más tiempo: con cursos, libros, vídeos, negocios automatizados o delegados, etc…

Trabaja con tu marca personal.

Tanto en un caso como en otro, una vez te das cuenta de esto, empieza a tomar importancia la marca personal.

(*El tema de la marca personal se trata de forma mucho más amplia y detallada en el capítulo 8 del libro “Muévete y cambia tu vida”)

Porque para cerrar negocios, para ser contratado en una empresa, para vender tu producto o servicio o para lo que hagas para ganarte la vida, alguien tiene que pagarte un dinero por tu trabajo y eso solo lo hará si le demuestras que eres la persona correcta.

¿Y cómo haces esto? Con herramientas de marketing similares a las que utilizan las empresas…

Creas un curriculum vitae similar a un folleto de los servicios de una empresa.

Haces networking con tus círculos de contactos

Pasas por una entrevista o reunión de ventas

Proyectas una imagen adecuada para el puesto

Demuestras que tienes los conocimientos necesarios para el mismo.

(…)

¿Te das cuenta?

¿Qué tiene de bueno ser tu propia empresa?

Vas a tener que hacer lo mismo para conseguir trabajo que para conseguir clientes, así que empieza a verte a ti mismo como una empresa.

¿Qué vas a conseguir con esto? Darte cuenta de que es muy arriesgado tener un solo cliente. ¿O si tu tuvieras una empresa real te arriesgarías a tener todos los huevos en la misma cesta?

Lo normal es que no, y por eso desde aquí defiendo la creación de otras fuentes de ingresos, tengas la ocupación que tengas ahora mismo.

Crea fuentes de ingresos alternativas.

Crear otras fuentes de ingresos paralelas a tu ocupación principal te da muchos beneficios.

Por un lado, el más obvio, que es que ganarás más dinero. Pero además, entran otras variables. Podrás hacer algo relacionado con aquello que más te apasione, podrás ser tu propio jefe y si el proyecto que empieces da los suficientes resultados, si así lo deseas podrás dejar tu ocupación habitual para dedicarte a ello, pero esto no es algo que se consiga de la noche a la mañana ni que sea sencillo.

Por eso desde aquí no defendemos que haya que dejar un trabajo para emprender, sino que vale la pena empezar como una segunda ocupación, al menos al principio, para seguir teniendo ingresos y para ir probando si funciona y solo una vez ya tengas el proyecto afianzado y rindiendo, plantearse dejar tu fuente de ingresos principal.

En Vivedetutalento, a esto lo llamamos crea tu microproyecto y si quieres saber más entra en el siguiente post.

CREA TU MICROPROYECTO

Así que ya lo sabes, tu eres tu empresa quieras o no así que piensa como puedes sacar el mayor rendimiento posible de ti mismo.

Un saludo!

Ángel Segarra

Deja un comentario

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com