fbpx

7 pasos para crear un proyecto

Crear un proyecto desde cero puede que sea uno de los puntos que pueden marcar el futuro de cualquier persona.

Por un lado, es un momento que supone una emoción y una motivación enorme ya que es empezar algo ilusionante, con la idea de conseguir mejorar tu vida de algún modo (y la de tus futuros clientes, por supuesto), pero, por otro lado, es un momento difícil ya que nos enfrentamos a muchas barreras.

>> ¿Ya tienes un negocio o un proyecto en marcha? Entonces entra aquí.

Barreras que asustan. Económicas, institucionales e incluso barreras relacionadas con el qué dirán si fracaso o qué dirán si me ven haciendo esto.

Pero estos miedos se convierten en algo mucho menor cuando tienes la seguridad de saber qué pasos ir dando para llegar a la meta que te has propuesto y cuándo lo haces convencido.

Por eso, para este post he colaborado con Ariel, el crack del canal de YouTube Ideas Big, que ha montado un video en el que te contamos entre los 2, estos 7 pasos para que puedas crear un proyecto con unas bases sólidas. Síguelo para ver vídeos sobre creatividad, emprendimiento y crecimiento.

Aquí tienes el vídeo. Coge papel y lápiz y empieza a anotar las ideas que saques de estos 7 pasos para crear un proyecto.

Como puedes ver en el vídeo, estos 7 pasos recorren las partes más importantes que tienes que atender si quieres crear un proyecto propio:

1. Cambia tus pensamientos

Tus creencias y tus pensamientos acaban determinando tus resultados, por eso el primer paso tiene que ser enfocarte en cambiar esto.

Si tus creencias te hacen estar enfrentado con el dinero o si todos los pensamientos que tienes sobre tu proyecto son negativos, es muy complicado que tengas éxito con el mismo.

Mira esta secuencia:

Creencias > Ideas > Pensamientos > Acciones > Resultados

Esta, afecta a prácticamente todo lo que hacemos en nuestro día a día y a lo que conseguimos, así que si aún no lo has hecho, lo primero debería ser trabajar con tus creencias limitantes, con tus pensamiento y con la comunicación que tienes contigo ya que es mucho más importante de lo que puedes creer.

2. Descubre tu porqué y encuentra tus talentos.

Tu porqué, tu causa, tu propósito… llámalo como quieras, pero tienes que encontrar ese algo que te motiva, que te hace levantarte por las mañanas y que te ilusiona a conseguir cosas.

No trabajes solo por dinero. Todo lo que hacemos tiene (o debe tener) un motivo. Encuentra el tuyo y a ser posible que sea algo que de verdad resuene contigo.

Y en cuanto a tus talentos, para mi, tienen 3 variables distintas:

1º. Los conocimientos y habilidades que tengas.

2º. Tus intereses y pasiones

3º. Lo que se te da bien de forma natural

La clave sería encontrar alguna actividad que esté en el punto de contacto de estas 3 cosas, que sea algo que sabes hacer (o que puedes aprender), que te apasione y que esté relacionado con tus dones y tus habilidades naturales.

3. Fijar objetivos y planificar

Es complicado llegar a ningún sitio si no sabemos dónde tenemos que ir. Por eso una de las claves es fijar objetivos, tanto a nivel personal como profesional.

Yo suelo fijar objetivos a 1 año, 3 años y a 5 años o más.

Lo que hago es escribir una lista con todos los objetivos que tengo o que se me van ocurriendo y después selecciono los 5 objetivos más importantes para mí dentro de cada bloque. 5 objetivos a conseguir en 1 año, 5 objetivos a conseguir en 3 años y 5 a conseguir en 5 años o más.

Tienen que ser objetivos SMART: específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales. No voy a entra más en esto pero hay mucho contenido hablando del tema.

Si quieres, aquí te cuento más sobre como planificar y conseguir tus metas.

4. Fija las bases de tu negocio

Hay 4 cosas fundamentales que tienes que saber antes de crear un proyecto sea cual sea:

  1. ¿Qué vas a hacer en tu negocio y qué te va a hacer diferente de la competencia?. Busca una diferenciación del resto lo antes posible.
  2. Define cómo vas a ganar dinero. ¿Cómo monetizas un proyecto? ¿Vendiendo algo, con publicidad, con afiliación…? ¿Qué producto o servicio vas a vender?
  3. ¿Dónde lo vas a vender? Tienda física, tienda online, Amazon, otras tiendas…
  4. ¿Cómo te va a comprar la gente? Establece un medio de pago desde el día 1. A través de tranferencias, con un TPV, en efectivo o haciendo trueque por gallinas. Haz lo que quieras, pero cobra por tus servicios.

5. Crea tu producto

Haz que el producto lo elijan tus clientes y créalo incluso después de haberlo vendido. Empieza lanzando un PMV (producto mínimo viable), con lo mínimo indispensable, y llega rápido a algunos clientes aunque sea muy barato para que así lo prueben y te empiecen a dar feedback.

Que te digan que les parece, que dejarían igual, que quitarían, que cosas echan en falta e incluso a que precio lo comprarían. Que te hagan ellos ese trabajo.

No pierdas tiempo al principio en crear un “producto terminado” sin saber qué quiere y qué necesita tu público, porque seguramente no sea lo mismo que tu has pensado al principio y después te va a tocar reenfocarlo o incluso cambiarlo por concreto.

6. Controla tus finanzas

Aunque las finanzas te den respeto, hay algunas cosas básicas que debes controlar antes de crear tu proyecto. Hazte las siguientes preguntas para tener tu propio mini plan financiero.

Cuando digo mini plan financiero o de marketing es porque son planificaciones que puedes hacer en 1 única hoja, y que en la mayoría de casos son más que suficientes para crear un proyecto pequeño. Así que piensa bien las respuestas, pero no pierdas demasiado tiempo averiguando el futuro, ya que el día a día te va a ir dando las verdaderas claves.

Estas preguntas son las siguientes y están divididas en:

Gastos:

  • ¿Cuánto necesitas para empezar a funcionar?
  • ¿Cuánto necesitas para sobrevivir los primeros meses? (Aquí suponemos no te van a llover clientes desde el día 1 y por lo tanto hay que tener un colchón preparado). Ten en cuenta aquí los gastos recurrentes que vas a tener durante estos meses.
  • ¿Dónde y cómo vas a conseguirlo? ¿Lo tienes tu o vas a tener que pedirlo?

Ingresos:

  • ¿Cuánto vas a ganar por cada producto/servicio?
  • ¿Cuál es tu punto de equilibrio? El punto de equilibrio es aquel en el que cubres todos los gastos y empiezas a tener beneficios. Intenta alcanzar este punto lo más rápido posible.

7. Clientes y marketing

Define cuál es tu cliente ideal: Tanto a nivel demográfico como a nivel más interno, identificando sus necesidades , sus problemas, sus intereses para poder explicarle como encajas tu en todo eso.

Busca tu nicho (o micronicho) y especialízate para ser el mejor dentro de este. No seas un generalista más, sino ataca una necesidad concreta de un público específico.

Haz un pequeño plan de marketing respondiendo a las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo te van a conocer? Van a pasar por tu puerta, van a ver tus vídeos en YouTube, te van a descubrir a través de un anuncio…
  • ¿Cómo vas a hacer que la gente que conozca te compra? Crea los embudos de venta que lleven a los visitantes de desconocidos a clientes.
  • ¿Cómo vas a aumentar la recurrencia y el ticket medio? Haz que te compren más veces y más cantidad.

Con estos 7 pasos ya puedes tener una estructura mental para crear tu proyecto de la forma más sólida posible y en un tiempo récord.

Ahora, si de verdad quieres empezar con un negocio propio, y quieres tener un mapa para recorrer estos primeros pasos que son necesarios para ponerlo a funcionar, aquí te dejo más información que te resultara muy útil.

>> Ver más sobre cómo crear un proyecto.

Y si crees que este contenido es útil y puede ayudar a otras personas compártelo en tus redes sociales o envíaselo a esa persona que quiere empezar su propio proyecto.

¡Mucho éxito!

Ángel Segarra

Deja un comentario

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com